Mis amigos:

viernes, 4 de febrero de 2011

MORCILLA DE BURGOS Y PLATO COMBINADO

MORCILLA DE BURGOS Y PLATO COMBINADO

Conocéis los EMBUTIDOS RIOS? Ayer nos enviaron un lote de morcillas para probar sus productos. Como andaba con poco tiempo para preparar la cena y estaba impaciente en probar la morcilla de Burgos, lo primero que  me apetecía éra una morcilla encebollada, acompañada de algo más. Nos hemos quedado sorprendidos del autentico sabor naturál, la textura y el aspecto apetisante, es más, estas morcillas son muy ricas en hierro, y sin glúten. Además de la morcilla de Burgos clasica, hay diferentes tipos de pinchos y morcillas para asar.





Ingredientes:

morcillas de Burgos
2 cebollas grandes
una cucharadita de azúcar
una cucharadita de zumo de limón
sal
aceite
un poco de harina.
2 patatas grandes
rodajas de piña en almíbar
huevos para freir.

Pelamos y cortamos las patatas con una mandolina rizada, para quedarse com la paja. Lavamos para quitar el almidón y dejamos en agua fria. Cortamos las cebollas y las ponemos en una sartén con un poco de aceite y sal. Cuando está blanda sin dorarse, añadimos la azúcar y el zumo de limón. Dejamos 5 minutos más y quitamos del fuego.
Escurrimos bien los hilos de patata y los secamos en un paño de algodón o papel absorbante. En un colador pequeño ponemos un poco de cantidad de patatas para formar un nido. Sumergimos en la freidora con aceite muy caliente y cuando están poco doradas las patatas sacamos encima de papel absorbante, cada montoncito ( nido).

Cortamos la morcilla en rodajas de 1,5 cm, ( dos por persona), pasamos por un poco de harina y freimos muy poco tiempo por cada lado en aceite de oliva, sacamos y añadimos a la sartén donde tenemos la cebolla.



Las rodajas de piña bien escurridas del almíbar las hacemos a la plancha sin aceite, solo espolvoreadas con sal.

Montamos el plato a nuestro gusto!


5 comentarios:

Don Camilo y Caldereta dijo...

Has montado un plato de lujo, de esos a los que apetece lanzarse de cabeza con la barra de pan en la mano.
Me gustaria hacer un comentario sobre la etiqueta sin que te molestes .... me dan mucha rabia esas etiquetas publicitarias, ya sabemos que las carnes rojas y sus derivados son alimentos ricos en hierro, pero es que parece que nos esten indicando que es fantástico comer morcilla todos los días, ¿porque no comentan las cantidades de grasas saturadas que contiene? Yo pediría más seriedad en el etiquetado de los productos, por favor que no nos confundan.
Y volviendo a tu plato, que me ha encantado, que riquisima esa piña con los huevos y la morcilla, ahora no se me va de la cabeza hasta que no lo coma. ¿os pasa tambien a vosotros?
bsts. maite

damilena dijo...

Maite, tienes razón, no cualquiera, y todos los días se puede poner delante de un plato con morcilla. Es una comida que una persona sana se la puede comer de véz en cuando. Cada uno sabe sus necesidades. Claro que yo nunca voy a comer lo que se mete mi hijo con 14 años en el cuerpo. Pero todo es diferente. El llega del insti, y quita la piel de una morcilla la mete en microóndas un pooco y se hace un bocadillo que flipas, y no pasa nada, yo nunca puedo comer algo así. Pero el tiene 14 años, juega al futbol, siempre pesa ´menos de lo normal, quema todo, y yo sentada 8 horas en una silla en la ofii, no es lo mismo. No necesito tantas calorías, y ni las puedo quemar.Cualquier persona, sana, normál y corriente de véz en cuando come de todo. Algúna fabada cargada con grasa saturada, algún guisado. Pero de véz en cuaNDO. Como el hígado!

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Un plato muy rico, aunque creo que todos lo tenemos muy claro que no es para cada día, pero hay que comer de todo y qué razón tienes, los chavales jóvenes se pasan el día comiendo, pero lo queman tan rápido que no engordan nada, a nosotras solo de mirarlo ya aumentamos un kilo, jejeje.
Besos y buen fin de semana.

Nora dijo...

Pero qué buenas están todas estas cosas, aunque se puedan comer de higos a brevas y con moderación, una cosa no quita la otra, seguro que deliciosas.

damilena dijo...

La cocinera de Bétulo - así es nosotras engordamos solo con mirar estas cosas, pero de véz en cuando nos podemos dar un gustillo en comer algo así!

Nora, si de véz en cuando podemos comer platos así! Y no pasa nada!